Noticias

Lo más sucio de la habitación de un hotel no está en el baño

A la hora de realizar un viaje, las personas se exponen a un contacto directo con bacterias y virus, des de restaurantes hasta el transporte público, como taxis e aeropuertos, en estos sitios los gérmenes se multiplican.

Se puede llegar a pensar que una vez llegamos a la habitación de un hotel nos encontramos en un lugar seguro, lejos de enfermedades infecciosas, pero no todo es como parece. La realidad es que las estancias de los hoteles están llenas de gérmenes como cualquier otro lugar.

Los pequeños detalles en la limpieza marcan la diferencia

Cuando entramos en un hotel para pasar unos días disfrutando de la estancia y del lugar donde nos encontramos, muchas veces no apreciamos pequeños detalles en la limpieza de una habitación que marcan la diferencia en un hotel, y es que la verdad es que lo más sucio de la habitación de un hotel no está en el baño.

En este caso, se trata de cosas como los interruptores, mandos de televisión y teléfonos, al principio aparentan estar impolutos gracias al trabajo diario del equipo de limpieza del hotel en cada habitación pero en realidad son los objetos más contaminados por los gérmenes. Todo esto se determino a través de un estudio realizado por unos investigadores de la Universidad de Houston los cuales analizaron hasta 19 superficies diferentes de habitaciones de hotel en distintos puntos de EEUU, como Texas, Indiana y Carolina del Sur.

Además, otros estudios realizados en Estados Unidos se encargaron de identificar los objetos que reúnen el mayor número de bacterias.

Es importante saber que no todo lo que brilla está realmente limpio y se tiene que ir con cuidado a la hora de tocar todo el mobiliario.

Llegados a este punto, seguramente te preguntaras por qué estos tres objetos, los mandos de la televisión, los interruptores y los teléfonos son los que tienen más microbios. La respuesta a tu pregunta se desglosa en que estos objetos suelen estar encima o al lado de la mesilla de noche y sobretodo quienes más contaminamos somos los huéspedes al respirar, esto hace que todo lo que se situe en nuestro entorno más próximo tiene más posibilidades de acabar ensuciándose.

La otra cara de la limpieza en las habitaciones

Además de estos objetos, es importante no olvidar-nos de otro fiel compañero de las bacterias como lo es la funda del colchón. La realidad es que por muy cómoda que sea la cama no significa que no tenga microbios. De hecho, cuando el equipo de limpieza re-ordena la habitación del hotel, solo cambian las sábanas, no las fundas del colchón, donde se quedan los gérmenes del huésped anterior. Incluso, se ha llegado a decir por empleados de hoteles que sólo se cambian una vez por año.

Cuando entras en una habitación de hotel, es aconsejable tocar lo menos posible el mando del aire acondicionado, o desinfectarlo antes de utilizarlo. El hecho que un hotel sea de cuatro o cinco estrellas no quiere decir que este objeto esté más limpio ya que normalmente tiene las mismas bacterias que la taza del baño, según el estudio Hotel Hygiene Exposed, llevado a cabo por EmLab P&K, el cual analizó las superficies de nueve hoteles de diferentes categorías.

Otros lugares de la habitación de un hotel donde se almacenan una alta cantidad de bacterias son el baño y el grifo del lavabo, además de los vasos, las tazas y la máquina de café con capsulas, que pueden ser lo más inesperado.

En todo caso, es importante fijarse bien en la limpieza del alojamiento a la hora de efectuar el check-in.

En Suite Hotels todo nuestro equipo garantiza el cuidado de cada detalle de las habitaciones de los hoteles con los que trabajamos diariamente, para poder brindar al huésped la mejor experiencia posible.