Noticias

La limpieza sostenible en los hoteles es cada vez más habitual

La sociedad está cada vez más concienciada con la necesidad de cuidar el medio ambiente. De aquí ha surgido el llamado “eco-turismo” donde se está creando una gran difusión sobre la necesidad de cuidar el planeta. En los últimos años el mundo de la hostelería se ha visto muy relacionado y una gran multitud de hoteles se han visto concienciados en tomar medidas como por ejemplo una realizar una buena limpieza sostenible en los hoteles.

Los hoteles toman conciencia con el medio ambiente

Algunas de las medidas que utilizan para logralo consisten en conseguir el mínimo impacto ambiental en todas sus acciones, como integrando el hotel al máximo con el entorno a la hora de su construcción para respetar y cuidar la armonía del paisaje, reducir los residuos generados mediante el reciclaje o intentando no explotar de manera no sostenible los recursos naturales de la zona. También es importante utilizar materiales reciclados y orgánicos como por ejemplo alimentos agricultura ecológica y alimentación o a la hora de limpiar utilizar productos de limpieza sostenible en los hoteles, los cuales son imprescindibles cuando se trata de buscar una solución natural y sana que logra resultados profesionales con productos biodegradables para el medio ambiente. Algunas de las marcas que tienen este tipo de productos son las siguientes: Acorelle, Alga Maris, Alkemilla, Alva y Alveus.

Además, se debe tener en cuenta el ahorro energético de las instalaciones del hotel, el hecho de usar productos ecológicos e intentar concienciar a los huéspedes de la importancia de no malgastar el agua, el hecho de seguir evolucionando utilizando nuevas técnicas para hacer de un hotel sostenible a un hotel aún más sostenible teniendo en cuenta los recursos de los que dispone. Respetar el hotel con la cultura de la zona y maximizar los beneficios económicos y sociales de la comunidad local, donde el consumo repercuta en los comercios autóctonos y los trabajadores sean locales y con condiciones dignas de trabajo. Por último, respetar al máximo el gasto energético mediante la iluminación LED por ejemplo o con electrodomésticos eficientes y apostando por las renovables como paneles solares, estos han de cumplir con los principio de construcción bioclimática para aprovechar al máximo los recursos naturales.

En todas estas medidas es muy importante tener presente que el huésped es lo más importante y un hotel sostenible debe ser agradable para este y debe ser capaz de analizar sus posibilidades, sus recursos y sus necesidades, poniendo en práctica un plan que sea bueno tanto para sus clientes.

En relación a esta consciencia más sostenible, cada día se exigen más alojamientos que se preocupen de reducir la huella de carbono y con esto cuidar del medio ambiente en algunos ámbitos.

Los viajeros se vuelven sostenibles

Según un estudio realizado en 2014 por el Global Sustainable Tourism Council y el Instituto Tecnológico Hotelero, el 90% de los viajeros elige un hotel sostenible “eco-friendly” y el 34% está dispuesto a pagar por alojarse en establecimientos con estas características, aunque en muchos casos las tarifas sean más altas que las de los hoteles convencionales.

El hotel más ecológico del mundo

El hotel más ecológico del mundo es el Crowne Plaza Copenhaguen Towers y se encuentra en Copenhague, capital de Dinamarca. Este fue premiado por las Naciones Unidas en 2013 por ser el hotel más verde del mundo. El hotel ahorra 1.373 toneladas de CO2 anualmente des de que abrió en 2009 y las medidas que toma para ser sostenible, van más allá de hacer uso de energías renovables. En relación a su filosofía, en el gimnasio del hotel los clientes pueden generar electricidad a la vez que usan las bicicletas estáticas y por cada 10 vatios producidos el hotel premia al cliente con una cena. Además, este cuenta con un sistema de aguas subterráneas que mantienen frio y caliente el edificio según la temporada y que ayudan a reducir el gasto energético en casi un 90%, usa envases para sus productos de baño biodegradables, entre muchas otras medidas, todos sus electrodomésticos son de bajo consumo y de su fachada cuelgan placas solares por los cuatro costado.