Noticias

La importancia del manual de limpieza en un hotel

Actualmente, el manual de limpieza de un hotel es un factor muy importante en el sector hotelero ya que la falta de limpieza como la suciedad y el descuido de los hoteles perjudica y deteriora la importante inversión que la empresa tiene en el establecimiento, esto hace que se formen imágenes deprimentes que el cliente aprecia de inmediato en los hoteles.

En un hotel la limpieza y la higiene son algunos de los factores más importantes que cuidar. En este caso, para que la imagen del hotel no se vea dañada por estos factores, existe el departamento de pisos, el cual tiene como objetivo mantener que la limpieza se encuentre en perfecto estado en todas las áreas y habitaciones del hotel, llegando a conseguir una armonía en todas sus instalaciones.

 

¿Qué objetivos persigue el Manual de Limpieza de un Hotel?

Siempre es importante contar con la importancia del manual de limpieza en un hotel, con el objetivo de establecer las normas de higiene y aseo, para así mantener las instalaciones fuera de posibles contaminaciones, prevenir condiciones de suciedad que puedan ser agresivas o afecten a los clientes y disponer de un área de trabajo limpio, saludable y seguro. El acatamiento del manual de limpieza de un hotel permitirá que la operación de limpieza sea mas eficiente, de mayor calidad, sin accidentes y contribuirá a que existan buenas relaciones entre el personal. Además, el manual de limpieza hace posible la organización del trabajo que diariamente se debe cumplimentar y garantizar con la calidad requerida, donde la revisión es un factor importante a favor de los intereses del cliente y de la mejora de la prestación de los servicios.

La limpieza plantea varios problemas que hay que resolver de forma estable y continuada, con una programación adecuada para cada instalación del hotel. Por todo ello, en el área de la limpieza no se debe dejar las cosas al azar y hay que asegurar que el personal que atiende al servicio de limpieza tiene la suficiente capacidad profesional y conoce las técnicas más actuales.

Los hoteles siguen una dinámica de limpieza pero no todos tienen un manual de limpieza propio, lo que se recomienda al máximo ya que ayuda a entender y cumplir el protocolo, además de aportar una tranquilidad al trabajador y al hotel. En el caso contrario, si no hay manual dejamos muchas cosas al criterio del empleado lo cual generará inconsistencias y una mala experiencia del huésped. En relación a esto, es importante saber que en todos los hoteles con los que Suite Hotels trabaja diariamente cuentan con un Manual de Limpieza a seguir.

Las áreas de Concentración del Manual de Limpieza

El manual de limpieza se basa en diferentes áreas, como el aseo del personal, donde el personal debe cumplir con lo exigido: uñas cortas, uniforme limpio, afeitados, cabello corto o recogido.

En relación con la limpieza en las área de alimentos y bebidas las áreas tienen que ocupar espacios independientes para evitar posibles contaminaciones, se tienen que utilizar correctamente los contenedores de desechos, las cámaras de refrigeración se tienen que mantener en buen estado y estar en una temperatura adecuada para cada tipo de alimento, las sabanas, equipos y los manteles deben de estar siempre limpias. Los pisos de las cocinas deben contar con trampas para grasas y rejillas que impidan la entrada de insectos y demás animales.

La limpieza en el área de alojamiento debe tener su respectivo procedimiento. Para empezar, lo primero que se debe hacer es correr las cortinas y abrir las ventanas para sacar los malos olores y la humedad. Las rejillas deben limpiarse y liberar el polvo del aire acondicionado. Las camas de las habitaciones deben ser sacudidas y con ello el polvo de las habitaciones. A continuación se debe retirar toda clase de objetos, ya sean latas, botellas, periódicos… También se deben lavar los vasos, platos y utensilios, revisar el baño para ver si hay imperfecciones para corregirlas, quitar el polvo del techo y las paredes, limpiar las puertas, ventanas, armarios, tv. El piso tiene que quedar limpio y barrerse. Se tienen que retirar los jabones y el papel sanitario del baño y colocar de nuevos. El baño tiene que quedar lavado con detergente y si es posible la habitación tiene que quedar fumigada para evitar los insectos. Todas estas acciones hacen posible que una vez el cliente entre en la habitación, note pulcritud, un buen aroma, organización y que se sienta como en casa.